¿Qué es la displasia de cadera en perros?

Seguro que has escuchado hablar de la displasia de cadera. Y es que, por desgracia, se trata de uno de los problemas más frecuentes en numerosas razas de perro. En este post, queremos contarte de qué trata la displasia de cadera y por qué debes poner el foco de atención en algunos detalles.

¡Empezamos!

La displasia de cadera canina (DCC) está caracterizada por la inestabilidad o falta de ajuste en la articulación de la cadera. Se trata de un problema que presentan muchos perros cuando ya están desarrollados o, incluso, cuando comienzan a crecer. Si utilizamos palabras más cotidianas, podríamos decir que se trata de un «mal encaje» en los huesos de la cadera del animal.

Esto provoca cierta inestabilidad en el perro y, con el paso del tiempo, puede derivar en artrosis. Además debes saber que se trata de una malformación genética, que puede transmitirse de padres a hijos. Sin embargo, existen algunos factores que pueden ayudar a que el perro no la desarrolle y otros que pueden favorecerlo.

¡Te hablamos de ello en el siguiente post!