Más que compañía

Una persona con animal de compañía es mucho más feliz… aunque el gato solo sea un compañero de piso.

Compartir piso, vida y momentos con un gato reduce nuestro estrés, pero… ¿Por qué están siempre tan tranquilos? ¡Inventaron la siesta!

Les encanta dormir y ello beneficia en el estado de alerta, la memoria e incluso en el humor. A ver ahora quién se niega a echarse la siesta con ellos…