Consejos para bañar a tu gato (I)

Si eres fan de tu gato y quieres que todo lo que le rodea esté de diez… ¡Esto es para ti! No te pierdas estos consejos para bañar a tu gato… ¡Y no morir en el intento! 😉

  • Cepillarlo antes de comenzar el baño puede ser una excelente manera de perder menos tiempo después. Esto te permitirá eliminar posibles enredones y nudos.
  • Elige el día con conocimiento de causa. Observa a tu gato y elige un día en el que no lo veas demasiado movido o nervioso. ¡Esto es fundamental!
  • Proteger sus oídos es otro de los pasos importantes a dar. Por ejemplo, puedes ponerte dos bolitas de algodón, ya que esto evitará que el agua penetre dentro de los oídos.

Después de todo esto, hemos de decirte que bañar a un gato no es totalmente imprescindible, ya que son animales bastante higiénicos. No obstante, nunca está de más para asegurarte, de vez en cuando, que está limpio y para evitar problemas de alergias y tópicos.